“Florencia, biodiversidad para todos” Mi viaje a la puerta de oro de la Amazonía colombiana

Por: Manuela Ramírez G

Quiero contarles mi experiencia personal en uno de los departamentos colombianos que más me ha enamorado y me ha atrapado. Se trata de Caquetá, tuve la oportunidad de visitar su capital, Florencia, entre el 30 de noviembre y el 03 de diciembre del 2021. Todas las personas deberían visitar Caquetá, en especial si eres colombiano, es un departamento que tiene tanto para dar y para mostrar que habría que separar muchos días para que nada se nos escape. Además, que le ha dado tanto a Colombia y ha sacrificado tanto, para posicionarse hoy como uno de los mejores destinos para hacer turismo de aventura, ecológico, de historia, cultural que te arrepentirás toda la vida si no lo visitas. 

Primero que todo quiero contarte un poquito de Caquetá y su ubicación; Cuando llegué me recibieron con la insignia “Bienvenidos a la puerta de Oro de la Amazonía Colombiana” y es que, el departamento está ubicado en el Suroriente de Colombia y al Noroeste de la región Amazónica, es tan extenso que se podría comparar en extensión con países como Portugal. Tiene límites con los departamentos de Amazonas y Putumayo y la línea que lo divide de ambos es el río Caquetá. Este departamento tiene tanta riqueza natural que logras verlo desde que estás en el avión, es tanto color verde, tanta variedad de flora que supone una fauna completamente sorprendente. Caquetá es bañado por más de siete ríos, su biodiversidad es tan incalculable que sin lugar a duda quedarás atrapado por ella, como quedé yo, aún sin bajarme del avión porque ofrece las vistas aéreas más hermosas que haya podido ver antes. 

Mi viaje se centró en Florencia, su capital y debo decir que superó completamente mis expectativas. Tiene muchísimas cosas para ofrecer, distintos atractivos y actividades que me hacen querer volver.

Go and Travel, FONTUR Y alcaldía de Florencia hicieron realidad este viaje tan mágico, escríbenos y te acompañaremos a conocer uno de los lugares más espectaculares de Colombia.

¿CÓMO LLEGUÉ A FLORENCIA?

Yo vivo en la ciudad de Medellín y viajé desde el aeropuerto José María Córdova. Por mi ubicación, debí hacer escala en la ciudad de Bogotá y en Bogotá tomé vuelo directo a la ciudad de Florencia. Ambos vuelos los hice con la aerolínea de Avianca, debo decir que la organización de los vuelos fue muy buena. No hubo retraso en nada y llegué a la Capital de Caquetá a la hora acordada. 

También, debo decirte que hay muchas maneras distintas de llegar a Caquetá, de acuerdo con el lugar donde te encuentres: 

Transporte terrestre: 

El departamento tiene dos vías principales, una de ellas la Marginal de la Selva, la otra atraviesa el territorio de noreste a suroeste, y la interdepartamental que comunica con el Huila y su capital Neiva, así como con Bogotá, D.C. 

Transporte aéreo: 

El transporte por vía aérea se realiza a través del Aeropuerto Gustavo Artunduaga Paredes, ubicado en la vereda Capitolio a 3 kilómetros al sur de la ciudad. En él operan las aerolíneas Avianca, Satena, Easyfly y Latam que ofrecen vuelos comerciales regulares desde y hacia Bogotá.

¿Por qué te recomiendo viajar con Go and Travel a Florencia?

  • Trabajan de la mano con anfitriones locales que ayudan a la conservación del planeta y a la preservación de los conocimientos ancestrales. 
  • Cuentan con muchas opciones para que visites este destino y también pueden diseñarte un viaje a tu medida para que disfrutes tu viaje. 
  • Te entregan una guía de viaje para que no dejes de hacer lo más importante.
  • Crean un grupo de whatsapp con todos los viajeros para acompañarlos desde el inicio del viaje hasta que regresen a casa.
  • Ten la seguridad de que conocerás lo más increíble y mágico de Florencia.

MI ITINERARIO: LO IMPERDIBLE 

DÍA 1:

Llegué a Florencia a las 11:30 am aproximadamente, los anfitriones del viaje me estaban esperando para acompañarme a vivir una de las experiencias más espectaculares que he tenido. Tenían preparado un cóctel de bienvenida con un fruto amazónico llamado Arazá donde nos explicarían el itinerario del viaje. Almorzamos en el restaurante las colinas, a las afueras de Florencia. No podía creer el plato que me iba a comer. Era nada más y nada menos que Pirarucú a la Monseñor con una salsa de camarones, un plato típico de Caquetá y de toda la región del Amazonas, sólo a la vista se veía delicioso, un plato completamente exquisito, cuyo sabor aún guardo en mi memoria. El Pirarucú es el pez de agua dulce más grande del mundo, es una especie endémica de la cuenca del Amazonas. En su hábitat natural puede alcanzar hasta 3 m de longitud y 250 kg de peso.  

Luego de almorzar nos llevaron al hotel Caquetá Real, ubicado en la parte central de Florencia, era hermoso, tenía piscina, las habitaciones eran súper cómodas, tenían aire acondicionado, los desayunos deliciosos y la atención por parte del personal era excepcional. En el hotel dejé el equipaje y salimos a vivir el primer día en Florencia.

El primer lugar que nos llevaron a visitar fue Uruki el Manantial y la Maloka Uitoto, tuvimos la experiencia indígena de conocer al cacique de la Maloka con su familia, nos contaron historias y nos abrieron las puertas de su cultura, fue una experiencia muy profunda con nuestras raíces ancestrales. Pienso que todas las personas deberíamos tener esa experiencia y la recomiendo 100 % en Caquetá. 

florencia caquetá comunidades

Luego, nos llevaron antes de que empezara a caer el sol al puerto del Río Orteguaza, Puerto Arango. La postal más hermosa que había visto hasta el momento, ver el sol sobre el río, reflejando toda la biodiversidad de Florencia. Ahí tomamos el Ferry Marco Polo para empezar a navegar uno de los ríos más importantes de la ciudad y el departamento, no sólo por sus 130,6 km de longitud, sino por su gran importancia económica al permitir la navegabilidad entre el puerto y otras poblaciones. 

Definitivamente, tienes que vivir la experiencia de navegar el Río Orteguaza en el Ferry de Marco Polo, la imagen parece sacada de un cuento de hadas, se respira la tranquilidad de las aguas y al paso, el capitán del ferry va contando la historia de Caquetá, que como todos sabemos está llena de dolor y de las incidencias de los grupos armados al margen de la ley, la historia narrada por el capitán llena de esperanza y me hizo reflexionar que la paz es posible y que Caquetá es un destino completamente resiliente y hermoso. Tuvimos la experiencia de parar en una de las playas del Río, nadar y ver cara a cara el atardecer más espectacular que he visto en mi vida. Luego cenamos bajo la luz de la luna y las estrellas, escuchando música de la región con una fogata que nos acompañó y que nosotros mezclamos con malvaviscos. Luego nos montamos nuevamente en el Ferry que tenía hamacas, me acosté en una, cerré los ojos y sólo escuchaba las aguas calmadas del río para dirigirnos nuevamente al hotel y así terminar el primer día en Florencia de la mejor manera.  

DÍA 2:

Este día fue de aventura extrema, senderos naturales y aguas puras que me hicieron sentir cada vez más en un verdadero paraíso. No podía ir a Florencia sin visitar la reserva la Avispa, almorzamos un delicioso sudado de Pollo con ají caqueteño en la finca de los propietarios de la reserva y posterior empezamos el recorrido. Ese día practicamos senderismo y torrentismo que es el descenso por una cascada, en este caso, la cascada la Avispa tenía una caía de aproximadamente 45 metros. Fue una experiencia que me retó, puesto que mi mayor fobia es la altura, pero estaba en las mejores manos y logré vencer mi miedo. Todo el sendero estaba lleno de árboles de todos los tamaños, flores de todos los colores y mariposas hermosas. Cuando visites Florencia, no puedes dejar de visitar la reserva la Avispa, estoy segura de que te va a enamorar como sucedió conmigo. 

Luego de vivir la experiencia en la Reserva, volvimos al hotel, nos organizamos y nos dirigimos a uno de los mejores restaurantes del departamento, llamado la Calera Amazónica. Allí cenamos un delicioso plato con pescado apanado, patacones, papas y ensalada. El restaurante tiene una vista súper bonita que recomiendo totalmente, parece un océano verde que no te puedes quedar sin conocer, luego de cenar volvimos al hotel a descansar. 

DÍA 3:

El día de hoy empezó muy temprano, te voy a contar los lugares y las experiencias que tuvimos hoy y que cuando visites Florencia, no te puedes perder

Reserva las Palmas

Nuestra primera parada fue en la reserva Las Palmas, un templo de la naturaleza y la biodiversidad, desde el hotel hasta el inicio del ascenso a la reserva nuestro medio de transporte fue una Vann, a partir del ascenso nos trasportamos en camionetas 4×4 y un Land Rover. Vimos la flora más exuberante y la fauna más encantadora. Logramos ver un Tití del Caquetá saltando entre las copas de los árboles, nos dijo el guía local que no son tan fáciles de ver, era realmente hermoso, pasamos puentes hamaca con capacidad de soportar los carros, con una vista esplendida al río y al verde paisaje. Cuando llegamos al punto donde iniciaba nuestro descenso por la reserva las palmas, nuestro guía que nos acompañaría en todo el camino, nos explicó la dinámica del recorrido y nos acompañó, ilustrándonos las especies de flora que podríamos encontrar en el recorrido.

En la reserva las palmas visitamos: 

La cueva de los 7 colores: Una joya geológica que se encuentra en el corazón de la reserva, para ingresar, lo hicimos siguiendo la dinámica de nuestro guía, con los ojos tapados para experimentar todo tipo de sensaciones que genera estar en lugar cerrado y con el sonido de la fauna. Cuando llegamos al centro de la cueva, nos sentamos en el suelo, parecía arena de playa, la cueva estaba conformada por rocas areniscas que la hacían muy especial y sorprendente. Hicimos una actividad de liberar nuestros miedos y de dejarlos enterrados en la arena, fue una actividad muy profunda que nos llevó a la reflexión y la meditación con la naturaleza. Luego pudimos prender la luz de nuestro equipo de seguridad, cuando abrimos los ojos, no cabía del asombro, la cueva era realmente hermosa, estaba adornada por colores vivos y llamativos producto de los minerales de sal y agua. Definitivamente, tienes que conocer la Cueva de los 7 colores, tener la experiencia de desconectar todas las preocupaciones y enterrarlas en la arena. 

Charco del Amor: Encontramos un charco, cuyas aguas eran verdes cristalinas y con una cascada que parecía salida de este mundo. Pudimos nadar en el charco del amor, tirarnos clavados, sentarnos en una roca a recibir la cascada que era terapia para la espalda, fue un lugar para recargar las energías, había demasiados peces nadando con nosotros y haciéndonos masajes en las piernas. Fue una experiencia completamente genial que deberás hacer cuando visites el departamento, su hermosura te dejará sin palabras. 

Luego del baño en la cascada, volvimos a ascender, almorzamos un delicioso plato típico con carne de res y retornamos con destino al hotel para organizarnos y salir a tener una experiencia de paladar con deliciosos quesos propios de la región. 

Tienda de quesos Caquetá: Tuvimos la experiencia de probar todos los quesos más ricos que se producen en la región, comimos queso con guayaba, queso frutal, queso asado, queso con ají, queso campesino. Una mezcla de sabores y texturas que no te puedes perder, hicimos cata de sabores que nunca habíamos experimentado, nos explicaron la historia, el origen y el proceso del queso. Debemos saber que, en su momento, la máxima economía de la región fue la ganadería y hoy por hoy sigue siendo muy importante. 

Museo Caquetá: Luego de visitar la tienda de quesos, llegamos al museo Caquetá, un recinto de la historia y de la memoria. Una visita obligada cuando estés en Florencia, alberga cientos de historias y recoge un poquito de toda la cultura de Caquetá, desde la Manigua que es la leyenda que nos atrapa y nos hace enamorarnos de esta tierra, hasta los héroes que defendieron el departamento en momentos de conflicto armado. En el museo nos tomamos un granizado de Copoazú, que definitivamente tienes que probar, el Copoazú es un fruto exótico del Amazonas y te hará deleitarte con su sabor. 

Luego salimos al hotel a recoger nuestro equipaje porque nos íbamos a conocer otro hospedaje. Esa última noche la vivimos en la Posada Amazonia, un lugar único con unas habitaciones que le hacen honor al departamento. Yo dormí en una habitación en la última parte del árbol, era abierta, sólo se escuchaba la fauna y el río correr, un lugar que me conectó 100 % con el ecosistema y con la naturaleza. La cena de esa noche fue Cachama, un pescado característico del Amazonas con un sabor con mucho carácter y acompañada con los sonidos del Arpa en vivo.

Dormí en una cama colgante con el suelo de madera y viendo los árboles en medio de la noche. Creo ha sido la vez que me he sentido más conectada con la Pachamama y sus sonidos, me arrullaron hasta el día siguiente que vi la luz del sol contra mi cama y muchas aves volando entre árbol y árbol. Madrugué mucho para poder bañarme en la quebrada que pasaba al lado de la posada. 

Recomiendo muchísimo la Posada Amazonia, tiene una piscina natural, quebrada que pasa al frente, conocí por primera vez un Pirarucú porque allí hay uno, había tres guacamayas gigantes y coloridas, había una Cachama de más de 20 años, loros, gatos. La posada en sí era un bosque con mucha vida para ofrecernos. 

DÍA 4: 

Luego del rico desayuno, pasaron por nosotros para llevarnos a hacer algunas compras (Les recomiendo dulces de Arazá, cocona, castañas del Amazonas y ají caqueteño) y posterior dirigirnos al Aeropuerto Gustavo Artunduaga Paredes para darle fin a esta mágica experiencia que me conectó con la biodiversidad amazónica y con la cultura ancestral. 

Esa fue mi experiencia en Florencia, Caquetá. Un departamento que me enamoró, me traje lo mejor de él, un lugar seguro, con una biodiversidad única en el mundo, con su gente tan amable y dispuesta a enseñarnos la mayor riqueza que tiene. Vale la pena visitarlo, ir con amigos, familia, solo o sola. 

Go and Travel cuenta con los mejores anfitriones de Florencia y todo Caquetá, anfitriones que están dispuestos a mostrarnos el departamento y hacer que nos enamoremos de él. 

Hay muchas más actividades por hacer y lugares por conocer, están los portales del fraguita con lágrimas de gigante, el mirador Sacharuna en una vereda llamada San Isidro en Belén de los Andaquíes, hacer senderismo en las Dalias, caminar el centro de Florencia, hacer más actividades acuáticas extremas y probar la más rica gastronomía Caqueteña. 

ALGUNOS TIPS Y RECOMENDACIONES

  • Bloqueador solar y para tus labios, ojalá que uses uno natural.
    • Repelente para insectos.
    • Gafas de sol con un buen filtro de protección, nosotros recomendamos mínimo UV400.
    • Termo, mochila hidratante o algo para llevar el agua. Esto nos ayuda a evitar el consumo de agua embotellada.
    • Una Toalla pequeña para que lleves a las actividades que no supere las dimensiones 30cm x 48cm
    •Elementos de aseo personal.
    • Documentos de identidad y el seguro médico.
    • Si tomas medicamentos específicos, llévalos, lleva dosis adicionales e información suficiente de cada medicamento.
    • Vestido de baño.
    • Sombrero o sombrero con tapa cuello o gorra o gorra senderismo para tener una mayor cobertura.
    • Morral pequeño para llevar lo necesario (pertenencias).
    • Dinero en efectivo suficiente para una emergencia.
    • Ideal que tengas vigente tu vacuna contra el Tétano.
    • Ropa cómoda y preferiblemente sintética de secado rápido. Para este tipo de lugares, los colores deben ser claros. Pantalones largos y camisas manga larga de ser posible tela transpirable.
    • Zapatos cómodos para caminar y de rápido secado y si son sandalias deben ser muy cómodas que se sujeten bien.

¿Te sonó visitar Florencia? ¡Escríbenos ya mismo a nuestro Whatsapp o a nuestro Instagram! Estaremos sumamente felices de planear tu recorrido: uno que sea específicamente a tu medida. Y si tienes alguna inquietud sobre el destino o cualquier otro que estés anhelando, pero aún no tienes claro cómo hacerlo, ¡en Go & Travel esperamos todas tus dudas para que se conviertan en sueños hechos realidad!

Florencia es una capital muy privilegiada, ubicada en un departamento sumamente biodiverso, si lo tuyo es la aventura, el agua, la naturaleza, las raíces… Este es tu destino. 

Add a Comment